UN AÑO EMOCIONANTE

Parece que hubiese sido ayer cuando, en aquel cercano 17 de mayo, el cuerpo nos vibrará por culpa de una gran noticia que muchos soñaban: el regreso de Bultaco.

Demasiado tiempo sin su presencia, demasiado tiempo sin la magia de una de las marcas más legendarias del motociclismo español, y quién diría que en menos de un año íbamos a recuperar todo lo que nos faltó en su ausencia gracias a la ilusión que supone un volver.

Un año emocionante, un equipo nuevo lleno de ilusión y una y mil anécdotas recogidas a lo largo de este año.

Hoy, es mucho más notorio el espíritu que legó Don Paco y que recibió maravillado el gran equipo de la nueva era; ese que se las ha arreglado para deleitarnos con dos motos que están al caer: Rapitán y Brinco. Dos motos que seguro dejarán huella en la carretera pero que, desde luego, ya han conseguido dejarla en nuestro corazón.




COMENTARIOS


Deja un comentario