SHERPA T, LA REINA DEL TRIAL

Sólo hay una única oportunidad para causar una primera buena impresión. Don Paco lo tenía claro. Por eso, antes de decidirse a hacerse con el liderazgo del trial mundial, se aventuró a palpar el terreno. Así, producto de las mejores miradas, nació una de las motos encargadas de mostrar en su primer escenario, la superioridad de los prototipos de dos tiempos y de avisarle al mundo que Bultaco había sido alumbrada para hacerse con un sitio en la historia.

En 2015 se cumplen 50 años de uno de los modelos más míticos de Bultaco, la Sherpa T. Así que este post va para ella, la reina del trial, que marcó un antes y un después en la historia de la disciplina.

A principios de los años 60, cuando el trial era prácticamente desconocido en nuestro país, Bultaco empezó a mandar a sus pilotos oficiales a participar en algunos triales internacionales, con el fin de experimentar sus posibilidades en una especialidad totalmente dominada por las mecánicas inglesas de 4 tiempos. Lo hacían con prototipos derivados de la Sherpa N y los buenos resultados obtenidos sirvieron para que la marca decidiera finalmente desarrollar una moto exclusiva para el trial.

Bultaco entró en contacto con el mejor piloto de trial de la época, Sammy Miller, para que colaborara en el desarrollo del modelo. Y así nació la Sherpa T, que en el mismo año de su lanzamiento, en 1965, fue capaz de vencer en los prestigiosos Seis Días de Escocia, la prueba cumbre de la especialidad. Toda una revolución en la disciplina, ya que se convertía en la primera moto no inglesa y la primera dos tiempos que ganaba en tan mítica carrera.

La Sherpa T fue la primera moto de gran serie dedicada exclusivamente al trial y se comercializó en diferentes evoluciones a lo largo de los años. Con ella Bultaco inició una racha dominadora de la especialidad a nivel mundial que duró hasta el cierre definitivo de la fábrica.




COMENTARIOS


Deja un comentario