BULTACO, LA FUERZA DE UN SÍMBOLO

El logotipo de Bultaco con su característico pulgar en alto es uno de los símbolos más potentes de la marca, que ha conseguido mantenerse a lo largo de los años con muy pocos retoques, transmitiendo los mismos valores que en el momento de su creación.

  • ¿De dónde nace la idea?

Como no podía ser de otra manera, Don Paco Bultó  estuvo directamente implicado con el diseño original del logotipo. En una época en que no se le daba tanta importancia a la imagen de marca, Bultaco apostó desde el principio por una imagen gráfica potente y muy coherente con su filosofía.

El origen del emblemático pulgar en alto lo encontramos en dos fuentes de inspiración:

  1. La primera de ellas procede del mundo de la competición, y más concretamente de las carreras del Tourist Trophy de la Isla de Man, una de las pruebas más antiguas y características mundialmente. Los 62km por vuelta dificultaban el contacto entre piloto y mecánicos, así que estos debían recurrir al lenguaje no verbal (pulgar levantado) para confirmar la inexistencia de posibles problemas.
  2. La segunda, proviene del campo militar. Los pilotos de las fuerzas aéreas británicas (RAF, Royal Air Force) usaban el mismo símbolo del pulgar en alto antes de aterrizar para comunicar el éxito de sus misiones (raids)  durante la segunda guerra mundial.

El nombre Bultaco, elegante y de fácil pronunciación, surgió de la dirección telegráfica del propio Don Paco, que unía las primeras letras de su apellido Bult con las tres últimas de su nombre aco.

El círculo central representa el estriado del eje de transmisión del motor San Antonio, el primero que diseñó la marca para su Tralla 101, visto en sección.

Finalmente, las siglas de CEMOTO corresponden a Compañía Española de Motores, el nombre de la sociedad anónima que sé creó para fabricar las motos que se completó en un segundo momento con “Made in Spain” y “Reg. Trade Mark”.

Un logotipo, con la posterior incorporación del “Made in Spain” y “Reg.Trade Mark”, que consiguió sintetizar con éxito toda esta información convirtiéndose en una bandera, en todo un símbolo de la marca.

El principal responsable fue el publicista Raimundo Graells. Primero,  como presidente de la agencia C.O.P, se ocupó del diseño gráfico de la marca hasta 1964, creando a partir del año siguiente la agencia C.R.I.T que se encargaría de toda la publicidad y logotipos hasta el cierre de la compañía.

Don Paco apostó por el dedo rampante como emblema de la marca llamada a ser la más laureada del motociclismo español, y en la concepción del logotipo, encontró la convicción de que lo que estaba creando era la bandera de una filosofía de vida que nadie podría detener jamás.

Museu de la Moto de Barcelona.




COMENTARIOS


Deja un comentario