CHANGE

“Quizás sea el cambio el mejor de los lugares en el que establecerse”.

El desarrollo permanente sólo es posible cuando se posa sobre la conciencia absoluta de la mutabilidad a la que todos estamos sometidos. El contexto que nos envuelve es un órgano totalmente dependiente de la transformación, pues es ella quien dicta hacia dónde nos movemos y de qué manera lo hacemos.

Hoy, las grandes metrópolis del mundo, haciéndose eco de esta realidad, han empezado a regenerarse a través de la tecnología para conseguir ese adjetivo que las redefine. Ya son muchas urbes las que han alcanzado el título de smart cities (aquellas preocupadas por la creación de un entorno sostenible capaz de atender las nuevas necesidades que sus habitantes reclaman). Barcelona, por ejemplo, ocupa el decimoctavo lugar del estudio realizado por Ericsson que aglutina a las veinte ciudades mejor conectadas del mundo, y en el que destacan especialmente otras como Tel-Aviv, Nueva York, Tokio, París o Londres.

La innovación ha trastocado el rumbo de la sociedad de manera clara hasta llevarla a alcanzar cotas de evolución jamás imaginadas, y ante este mapa la inteligencia radica en la creación de nuevos prototipos, como Bultaco ha hecho, capaces de adaptarse a los caminos inéditos que empiezan a dibujarse.




COMENTARIOS


Deja un comentario