A TODOS LOS BULTAQUISTAS: ESTE ES VUESTRO SITIO

Aunque Bultaco, la mítica marca que fundó Don Paco Bultó cerrara sus  puertas en 1983, podemos decir bastante orgullosos que, ni mucho menos, aquello supusiera el fin de la marca. Durante todos estos años en los que no hemos estado presentes en el mercado, han sido numerosas las iniciativas personales y de comunidades enteras que han dedicado mucha tinta y esfuerzo para mantener vivo algo que formaba parte de ellos. El motociclismo y, en concreto, el bultaquismo.

 Hasta nuestro regreso en 2014, han pasado 56 años.

En todo este tiempo, hemos encontrado multitud de comunidades moteras, gente que seguía soñando con los modelos más clásicos de Bultaco, reediciones de nuestras motos más famosas, diarios personales sobre la vida de mucha gente que no la entiende sin una Sherpa, Matador, Metralla o Frontera en su haber.

También topamos con auténticas guías de viaje, alrededor de todo el mundo, cuyo medio de transporte siempre fue una de nuestras motos. Gente apasionada comentando sus experiencias, reviviendo esas vivencias de forma nostálgica. Escribiendo una y otra vez lo que les venía a la cabeza al ver fotos como la de Don Paco Bultó, los hitos de históricos pilotos como Angel Nieto, Aspar, Sammy Miller o Barry Sheene o la sensualidad de Demi Moore vistiendo la mítica chaqueta Bultaco.

 A todos aquellos que voluntariamente y, sin ningún tipo de recompensa, mantuvieron la marca viva cuando nosotros no estábamos, solo podemos deciros una cosa: nos hacéis muy felices.

 Por eso, desde Bultaco queremos que sepáis que este espacio es para vosotros.

Ahora que hemos vuelto, queremos teneros a todos cerca.

Que vuestros comentarios sumen, vuestras ideas aporten y nos hagan ver cosas nuevas.

Y, sobre todo, poneos en contacto entre vosotros.

Porque todos los bultaquistas sabemos que Bultaco es mucho más que una marca de motocicletas.

Continúa la leyenda en nuestros perfiles oficiales:

 Facebook / Twitter / Blog

Bienvenidos al garaje digital de Bultaco. Es todo vuestro.

Dream Again.




COMENTARIOS


Deja un comentario